Fútbol Paraguayo

Sufrió, pero al fin ganó

En el estreno de Pedro Sarabia como entrenador auriazul, el Sportivo Luqueño volvió a sonreír y cosechó un triunfo clave por 2-0 ante el General Díaz.

Si bien Luqueño manejó gran parte del partido correspondiente a la decimosexta fecha del Clausura, principalmente en la primera etapa, ante una pobre exhibición del equipo de las Águilas, culminó el lance sufriendo, principalmente porque le costó embocar las que tuvo y optó por replegarse a defender el resultado en los minutos finales.

Con cinco hombres en la línea del fondo, el cuadro de Sarabia apostó y en serio por resistir a las arremetidas visitantes, las cuales incesantemente buscaron por lo menos el tanto del empate, convirtiendo al portero Bernardo Medina en gran figura de la noche, quien en el último minuto inició el letal contragolpe para el segundo gol del Chanchón, obra de Marcos Gamarra.

Por su parte, el juvenil Blas Armoa fue el encargado de romper el cero (16'), gol con el que se encamino todo hacia la ansiada victoria auriazul, equipo que no ganaba desde la sexta fecha, tiempo en que venció por última vez, 1-0 al Deportivo Santaní, su rival directo en la lucha por no descender a la Intermedia en el 2019.

Dejá tu comentario