Sportivo Luqueño

El 12 de Octubre se reencuentra con el triunfo en debut del Cabo

El 12 de Octubre se reencontró con la victoria en el estreno de Pedro Sarabia como entrenador del equipo en reemplazo de Mario Jara. Fue 3-2 contra Luqueño, que reaccionó muy tarde en Barrio Obrero

El conjunto de la ciudad del Ñandutí tejió un gran triunfo en el estadio Arsenio Erico en el marco de la sexta jornada del campeonato Clausura 2020.

El elenco ganador rentabilizó al máximo sus ataques, tanto en el primer tiempo como en el complemento. En este aspecto fue totalmente contrario al Auriazul, que perdonó en el lapso inicial con Óscar Giménez, que perdió en el duelo personal con Mauro Cardozo, y luego con Richard Cabrera, cuyo remate devolvió el travesaño.

No obstante, el elenco de Sarabia bajó sobre el cuerpo de su rival el gran golpe en el primer avance concreto, con José Ariel Núñez, a los 25 minutos del compromiso. Antes, el representante de Itauguá peleó por la posesión, pero no tuvo lucidez en los metros finales.

En la segunda fracción, el 12 de Octubre aumentó la diferencia al sacar provecho de un desajuste defensivo de Luqueño. La pelota quedó en poder de Pablo Zeballos, que con mucha tranquilidad se deshizo de Campisi y anotó el segundo tanto (52 m).

El lance permaneció sin grandes novedades hasta el minuto 71 cuando Alex Garcete vio la roja y dejó al Globo con 10 jugadores. El árbitro Eber Aquino tomó la decisión de expulsar al defensor tras revisar la jugada del manotazo sobre Óscar Giménez en el VAR.

La reacción de Luqueño se produjo demasiado tarde, fue después de recibir el tercer tanto en contra tras una gran definición de Walter Bogado (84 m).

A cuatro minutos de la adición, de los seis que otorgó primeramente el juez, el Chachón descontó con Chiquito Giménez y siete después al hacer efectivo un penal por intermedio de Jorge Ortega. El final fue dramático, pero a los 102 minutos se produjo el pitazo final.

Con este marcador, el ganador sonríe tras la caída contra Olimpia, suma 10 puntos y está tercero. El perdedor queda con una unidad menos y se sienta en la quinta ubicación.

Embed

Dejá tu comentario