Cerro Porteño

Una victoria que ilusiona al pueblo

Cerro Porteño se mostró muy firme en su modelo 2019, con una contundente victoria por 3-1 ante Atlético Tucumán, un rival siempre fuerte y que puede ser un buen parámetro para lo que será la Copa Libertadores.

Los cambios de frente complicaron al rival y Cerro se lució con los pases largos. Diego Churín fue la figura del partido, pese a que no estuvo en su rol de goleador, apareció muy bien como asistidor.

Jorge Conejo Benítez estuvo muy bien parado como nueve de área, luchando cada pelota y siendo punzante.

Lo interesante fue la conversión en la zona defensiva, de línea de cuatro a la hora de defender a la línea de tres cuando se atacaba; esto le daba mayor volumen de juego en el mediocampo y hacía que Cerro llegue con más hombres al ataque.

Se lo vio en un rol de conductor a Juan Aguilar, con llegadas a profundidad, una de ellas que fue gol. Será una carta importante en el ataque para este nuevo Ciclón.

A Juan Pablo Carrizo no se lo probó de gran manera, ya que el rival no atacó tanto, pero siempre transmitió seguridad.

Cerro tiene un plantel competitivo, y solo restará ver como jugará en los partidos por los puntos para confirmar esta buena impresión.

Fuente: Impreso - Última Hora

Dejá tu comentario