Fútbol Internacional

Un golpe al ego que pone en jaque a los argentinos

ANÁLISIS. La selección argentina tenía un plan y su técnico, Jorge Sampaoli, declaraba que contaba con el 80% de la lista mundialista definida con pocos lugares para concretar los 23 que representarán a la Albiceleste en Rusia, hasta que 'la catástrofe de Madrid' quemó casi todos los papeles.

Por Fernando Czyz - EFE

La derrota ante España brindó un capítulo más para sostener la 'Messidependencia' para mantener alguna ilusión de futuro.

El 1-6 sufrido en el estreno internacional del estadio Wanda Metropolitano se ubica en el cuadro de las peores derrotas sufridas por una selección argentina en su historia junto con este mismo resultado repetido en el Mundial de 1958 ante Checoslovaquia en la ciudad sueca de Helsingborg y ante Bolivia en 2009, por Eliminatorias sudamericanas en La Paz.

La victoria del viernes por 2-0 ante Italia, en Manchester, había dejado un buen sabor de boca tanto para el cuerpo técnico como para el plantel y la exigente afición albiceleste.

Sin embargo ese castillo de una comunidad 'atada con alambres' entre la selección y la gente se desplomó con la derrota frente a España, no tanto por el resultado porque era un partido 'perdible' sino por la forma y la proximidad de la cita mundialista.

El encuentro de Madrid fue el último banco de pruebas de Jorge Sampaoli para terminar de conformar la lista de 23 jugadores, porque el entrenador ya ratificó que salteará la nómina ampliada de 35 que ofrece FIFA y definirá directamente los que irán a Rusia con un banco de suplentes amplio que se utilizará sólo por lesión.

En este escenario, el cuerpo técnico de la Albiceleste debía dejar Madrid con más certezas que dudas para definir 'el equipo de Messi', como lo definió el propio entrenador.

Y la sensación luego del 1-6 ante España, tanto a nivel interno como en la opinión pública, es que las dudas e incógnitas duplican o triplican a las certezas y que la principal confirmación de esta última gira es que los argentinos tienen que rezar para que ni se resfríe Lionel Messi durante el Mundial.

Para un pueblo que vive el fútbol como una pasión y que se ubica en el podio de los países que más entradas está reservando para Rusia 2018, este golpe al ego con humillación futbolística incluida por parte de 'la Roja' activa su modo ira y dispara el pesimismo.

Es que el hincha argentino se caracteriza por no tener medias tintas: eufórico y visceral en las victorias, mientras que es despiadado y pasional para criticar en las derrotas.

El sueño de lograr la tercera corona luego de los títulos en 1978 y 1986, que se acarició en 2014, es el motor que empuja a una selección albiceleste que sabe que Rusia puede ser la última función a pleno de Lionel Messi y una camada de jugadores que ya pasaron los 30 años.

Sin embargo, el escepticismo desde ayer comenzó a ganar terreno en Argentina y la desilusión se entremezcla con la luz que despierta el fenómeno Messi.

Previo al desembarco en Moscú, el plantel argentino se reunirá en Buenos Aires los últimos días de mayo, el 29 de ese mes jugará con un rival a designar en el estadio de Boca y luego viajará a Barcelona para una concentración de diez días en el campo de entrenamiento del equipo culé.

El partido frente a Israel en Tel Aviv del 9 de junio será la última escala técnica antes de llegar a Bronnitsy, la ciudad donde se hospedarán los sueños albicelestes. Esos mismos que fueron una pesadilla. EFE


Dejá tu comentario