Fútbol Internacional

Se dispara en Argentina la venta de camisetas de River y de Boca

Los vendedores de los principales locales de artículos deportivos de la famosa calle Florida, la peatonal comercial más importante de Buenos Aires, aseguraron a Efe que se incrementó la venta de camisetas de River Plate y de Boca Juniors por la final de la Copa Libertadores.

Gabriel Rojas, que tiene 50 años y lleva 14 trabajando en un local deportivo porteño, dijo que se incrementó "bastante" la venta de estas dos camisetas en las últimas semanas.

"Los que compran son normalmente hombres. Después vienen mujeres, pero sobre todo para hacer regalos", precisó.

Además, señaló que también piden camisetas los turistas, sobre todo los brasileños, quienes "siempre" se llevan la de Boca.

Pero no solo se venden camisetas, también aseguran que aumentó la venta de gorras, mochilas, bolsos y pelotas.

Otro vendedor, Gustavo Cerpa, de 21 años, dijo que en el local en el que trabaja también "se incrementó" la venta de camisetas, específicamente las de River Plate, porque no venden las de Boca Juniors.

"Vienen a comprar familias, chicos, extranjeros también vienen varios, pero más que nada familias", precisó

"Compra gente de Brasil, España, Ecuador... De Perú también vino mucha gente. Hacen comentarios, no les gustó mucho el inconveniente (que derivó en que el partido se juegue en Madrid) porque muchas personas vinieron de afuera a ver el partido acá. Pero bueno, es el fútbol, es la pasión que ellos sienten", añadió.

Entre la marea de personas que recorre la calle peatonal Florida se encuentra Javier, de 31 años, quien exhibe con orgullo su camiseta de Boca Juniors.

"Mi tío es hincha de Boca a morir, de chiquito me insistió a ser de Boca, me compraba la camiseta, todo, pero ya de más grande yo fui comprándome algunas camisetas. Tengo camisetas de Boca, de la selección argentina, de todo", señaló.

Javier asegura que en los últimos días aumentó la cantidad de personas que caminan por Buenos Aires con camisetas de River Plate o de Boca Juniors y sostuvo que hay muchos que, por temor a represalias, usan los colores pero no la equipación oficial.

"Hay mucha gente que por la misma rivalidad que hay se pone unos colores que no sean tan de River o de Boca, no se juegan tanto. Se ponen una camiseta azul, una gorrita azul, por el temor de que por ahí les pase algo en la calle con alguna persona y que haya algún problema. Acá en Argentina parece que no aprendimos todavía nada de lo que pasó y seguimos con esa rivalidad absurda de siempre", valoró.

El hombre lamentó el ataque de los hinchas de River Plate a los jugadores de Boca Juniors que obligó a posponer el partido, que luego fue llevado a Madrid, pero aseguró que eso le da un valor especial a este título.

"Estoy ansioso, con muchas ganas de ganarlo, más porque es en Madrid. Nosotros queremos mucho a los españoles, siempre nos tratan bien y nos dan la oportunidad de estar allá, a nosotros nos gusta mucho. Me parece que no hay mal que por bien no venga. Obviamente queríamos vivirlo acá, pero es otro espectáculo más bonito todavía", añadió.

Cristian Bianqui, de 49 años, es otro de los tantos argentinos que caminan por la calle Florida con la camiseta de su equipo. Él no tiene la equipación tradicional, sino un polo con el escudo de River Plate.

"Me gusta usar cosas de River, soy fanático. Aquí el fútbol es una forma de vida, uno lo lleva en la piel, o en las remeras (camisetas), no hay grandes diferencias", sentenció.

River Plate y Boca Juniors jugarán este domingo en Madrid el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores tras el 2-2 de la ida.

Cuando se le consulta a Bianqui por sus expectativas o deseos para la final, su respuesta es tajante: "Solo espero que se dé todo con paz".

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario