Rubio Ñu confirma a Grana como sucesor de Caballero

Rubén Ruiz Díaz, presidente de Rubio Ñu, confirmó al futuro entrenador de la entidad ñuense tras la renuncia de Pablo Caballero, posterior a la paliza sufrida ante Cerro Porteño. Mario Grana, joven entrenador argentino, será el encargado de agarrar las riendas de un equipo albiverde que sigue muy cerca del abismo.

Mario Darío Grana, de intermitente pasado como entrenador en el fútbol paraguayo, estará arribando a nuestro país el martes para firmar su contrato de vinculación a Rubio Ñu. "Más o menos al mediodía llegará al país y será presentado en horas de la tarde", afirmó Martín "Puchi" Ruiz Díaz, presidente de la entidad albiverde.

El mandamás de la institución de Santísima Trinidad había anunciado a Mario Jacquet como único candidato a suceder a Pablo Caballero pero, el elevado costo que implica la contratación de el ex entrenador de Capiatá, habría desembocado en la búsqueda de otra opción.  

"Nuestra intención es que Mario Jacquet se haga cargo del plantel. Tiene mucha trayectoria y, además, es la única forma con quien tuvimos contacto. Estamos aguardando la respuesta de él", insinuó Ruiz Díaz en las primeras horas de este lunes.

Sin embargo, el "Puchi" confirmó que Rubio Ñu tendrá un entrenador extranjero y que estaría llegando mañana para agarrar el timón de un inconstante equipo que necesita sumar para no complicarse con el promedio. "Mario Grana será el próximo técnico, el martes a la tarde estará firmando su contrato para ser presentado posteriormente", dijo.

Por último, el presidente ñuense destacó las cualidades que determinaron la elección de Grana. "Mario conoce el fútbol paraguayo a la perfección y viene con ganas de seguir creciendo en esta profesión. Con él vamos a recuperar el terreno perdido", advirtió Ruiz Díaz en declaraciones a la Monumental 1080 AM.

Grana, de 41 años, confirmó su inmediato vínculo a la entidad ñuense. "Terminamos de arreglar con el presidente. Ojalá estemos a la altura del compromiso. Pablo armó un buen plantel pero no tuvo suerte. Sabemos que el objetivo del club es mantener la categoría y hay que empezar a trabajar y sumar los puntos necesarios", remarcó el profesional argentino.

Mario Darío Grana dirigió en Paraguay a Cerro Porteño, Deportivo Capiatá y el Independiente de Campo Grande. Últimamente estaba en el Deportivo Morón, que milita en la Tercera División del fútbol argentino.

Dejá tu comentario