Rodolfo Areco

Rodolfo Areco
Gatito mira con impotencia a sus compañeros tras el gol de Cuéllar. 

Un buen café para despertar

Amargo, fuerte, de buenos granos seleccionados, que nos despierta del todo y nos permite mirar la realidad de la Selección Paraguaya con ojos críticos, de cara a lo que realmente nos debería importar: las Eliminatorias para Qatar.