Para ilusionarse

Santiago Riquelme Por Santiago Riquelme

Libertad superó de forma contundente al Sao Paulo por 2-0 en Tuyucuá y avanzó a cuartos de final de la Copa Sudamericana, ¿se puede soñar?

 

El equipo de Jorge Burruchaga realizó dos grandes partidos, en el Morumbí y de local. Quizás en el encuentro de visitante faltó concretar las situaciones creadas, pero este miércoles el Gumarelo demostró que está en condiciones de pelear por la Copa.

 

Libertad planteó de forma inteligente el compromiso en el estadio Dr. Nicolás Leoz, encontró los goles y dejó fuera a un grande del mundo y ni que decir de Sudamérica, como lo es el Sao Paulo brasileño. Sergio Aquino, de penal, y José Ariel Núñez, fueron los encargados de meter al equipo repollero en esta instancia del certamen internacional.

 

La entrega, la garra y la contundencia fueron las claves de este Libertad, que viene dando pelea en los dos frentes, y no es fácil. Está en los primeros lugares en el campeonato Clausura y entre los ocho mejores de Sudamérica. ¿Hasta cuándo aguantará dando pelea en ambas competiciones?, de que hay plantel, hay, pero da la sensación de que en un corto tiempo se tendrá que decidir por un solo torneo.

 

Ya no se puede decir que es una sorpresa el hecho de que el equipo paraguayo haya dejado fuera al Tricolor Paulista, pues Libertad viene realizando en los últimos años grandes actuaciones en el campo internacional. 

 

Ahora el equipo de Burruchaga se medirá a la Liga de Quito de Ecuador, un rival duro que se ha consagrado en los últimos tiempos en competiciones internacionales y ha dejado bien en alto el fútbol ecuatoriano. Además, un rival que tiene a favor a altura, que no es un dato menor. Lo cierto y concreto es que Libertad no tendrá una tarea fácil.

 

La clasificación gumarela hace bien y enriquece al fútbol paraguayo. No pudo Nacional, tampoco Olimpia, pero Libertad sigue y tratará de llegar lo más lejos posible. El hincha de Libertad está ilusionado, y quién sabe si este año se festeja en Tuyucuá el título de la Copa Sudamericana 2011.

Dejá tu comentario