Olimpia

Olimpia no tuvo piedad de Capiatá y sigue como comandante del Clausura

Olimpia aplastó 6-0 al Deportivo Capiatá por la jornada 8 de campeonato Clausura y sigue como único comandante del torneo Clausura. El juvenil Erik López, Brian Montenegro y Alejandro Silva brillaron en filas del Decano.

Olimpia se exhibió este viernes frente a Deportivo Capiatá en una noche pletórica de jugadores como el juvenil Erik López y Brian Montenegro (2), quienes encaminaron la goleada en el primer tiempo. También marcaron Hernesto Caballero, Alejandro Silva y hasta Néstor Camacho.

Con este resultado, el cuadro franjeado continúa al frente del campeonato Clausura con 19 unidades. En tanto, el Deportivo mostró un nivel muy bajo en el estreno de Héctor Marecos como entrenador del elenco, que con ocho puntos en sus alforjas sigue penando hacia el sitio más bajo del promedio.

EL PARTIDO. El Decano necesitó solamente un tiempo en la Ciudad de los Mitos para endosar una goleada al elenco local y recuperar la punta del torneo, que había pedido momentáneamente por la aplastante victoria de Libertad frente a Sportivo Luqueño.

Este viernes, el equipo de Daniel Garnero entró sobre el campo del estadio Erico Galeano reforzado en su estructura por los regresos de Alfredo Aguilar, Antolín Alcaraz y Richard Ortiz, jugadores capitales que hoy jerarquizaron al tricampeón paraguayo.

Y Olimpia golpeó primero por intermedio de Erik López, que batió a Bernardo Medina con un remate certero tras recoger en el área un servicio de Miguel Samudio (10 m). El gol se produjo en un momento en el que Capiatá puso la cara. También contó con chances, evitadas por el portero decano tras imponerse en el duelo contra Santiago Salcedo y Dionicio Pérez.

El compromiso fue de ida y vuelta hasta el cierre del segundo cuarto cuando Brian Montenegro aumentó la distancia a los 31 minutos e incrementó completamente el poder de fuego. Sin resistencia ya del rival, el cuadro visitante encontró en la pegada de Hernesto Caballero el tercero a un minuto del descanso.

En el complemento, desde el reinicio mismo, se vieron chances concretas por parte de ambas representaciones. El delantero Brian Montenegro falló una oportunidad neta de gol, mientras que Sasá perdió un nuevo enfrentamiento con Alfredo Aguilar.

No obstante, Olimpia volvió a aplicar otro golpe en la cara del equipo de Héctor Marecos, superado en todas las parcelas del campo. El cuarto tanto nació desde las botas de Richard Ortiz, el pase tomó un vuelo extenso para caer sobre los centrales y a merced de la definición de Montenegro, que no falló esta vez y gritó su doblete a los 57’.

El Escobero perdió completamente los papeles y padeció otros dos cachetazos. El primero se puede describir como una obra de arte realizada por Alejandro Silva. El uruguayo ingresó desde la banda derecha, zafó de varios defensores y metió un sablazo imposible para Medina (69 m).

La última anotación fue protagonizada por Néstor Camacho, que saltó desde el banco para anotar su gol a seis minutos del final. La aplastante exhibición es una muestra de poderío de fuego fantástico del líder, que recuperó la posición que había perdido por unos minutos por otra gran goleada plasmada por Libertad en Sajonia.

Embed

Dejá tu comentario