Fútbol Internacional

Nacional vence con lo justo y buscará asegurar la clasificación en Brasil

Nacional dio la la nota y superó por 2-1 al Botafogo en un partido en que nada quedó resuelto. La vuelta será el 16 de Agosto en Río de Janeiro.

Con goles de Danilo Santacruz y Juan Ignacio Vieyra, La Academia superó por 2-1 a su par de Brasil, que con el tanto de Luis Fernando dejó abierta la resolución por Copa Sudamericana para dentro de dos semanas, cuando equipos vuelvan a verse las caras en el Olímpico Nilton Santos.

LA CRÓNICA.  Un despeje corto del conjunto visitante dejó el balón de salida a medio transitar, justo donde Derlis Orué anticipó que Danilo Santacruz se replegaba en solitario.

Casi sin esperarlo, perfectamente habilitado, y como invocando a Arsenio Erico, Danilo recibió el balón de espaldas al arco contrario. El mismo acomodó el cuerpo con una plasticidad única y vestido de acróbata venció la resistencia del portero Saulo, reemplazante en la ocasión del paraguayo Roberto "Gatito" Fernández.

Este fue el primer gol del encuentro, y el primero de Santacruz con la camiseta de Nacional. Un golazo que abriría la cita sobre los nueve minutos de recorrido.

Posteriormente, entre los 22' y los 29', por intermedio de Ricardo Clarke y nuevamente Santacruz, la Academia, por entonces más enviada en posición de ataque, generó la posibilidad de ampliar la cuenta. Sin embargo, en defensa fue perdiendo el equilibrio y pronto pagaría las desaveniencias.

Cuando el reloj marcaba los 31', Kieza ganó el fondo derecho y se metió al área. Bien desde la esquina habilitó con rebote incluido a su colega Luis Fernando, quien casi sin obstáculos igualaría el marcador. Nada pudo hacer Santiago Rojal, el 1 nacionalófilo, puesto que la definición del Fernando resaltó claramente por su precisión.
  
Por orden de Celso "Chito" Ayala, el cuadro local corregiría los errores en la etapa complementaria, y apenas cinco minutos después de volver de vestuarios, tras una exquisita conexión entre Adam Bareiro y Juan Vieyra, Nacional coronaría la segunda alegría de la noche.

Con la victoria parcial por un lado, el juego cayó en una serie de fricciones que obligaría al árbitro del partido, Roberto Tobar, a bajar los decibeles a fuerza de tarjetas. Sin embargo, la cita siguió disputada y sin guardarse nada por parte de ambos bandos.   

En la última del partido, un error de Rojas pudo costar caro a los intereses caseros, pero con lo justo, Miguel Paniagua dejaría la vida evitando la caída de su valla, cerrando la noche con la confianza puesta en asegurar la clasificación en tierras foráneas.

Dejá tu comentario