al

Lynch detalla la acusación contra Juan Ángel Napout

Enriquecimiento ilícito, crimen organizado y su implicancia en los esquemas de sobornos son los cargos contra Juan Ángel Napout.

Loretta Lynch, departamento de justicia de Estados Unidos, detalló este jueves la acusación que pesa sobre Juan Ángel Napout, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol. Según la carpeta de investigación, el paraguayo formó parte del esquema de corrupción que se benefició con los sobornos proveniente de empresas interesadas en los derechos de televisión de las competencias de la Conmebol.

Lynch comentó que son 16 los nuevos acusados y entre los detenidos en Suiza figuran el presidente de la Conmebol, Juan Ángel Napout y de la Concacaf, Alfredo Hawit. Dijo además que están trabajando para la extradición de los mismo y no descarta nuevas detenciones.

En el caso de Napout, explicó que buscó beneficiarse con los esquemas de soborno para la comercialización de los derechos de televisación de las Eliminatorias y otras competencias de la Conmebol.

"No contentos con secuestrar el deporte más popular del mundo por décadas con ganancias ilícitas, estos acusados trataron de institucionalizar su corrupción para asegurarse de que podían vivir de ella, no por el bien del juego, sino para su propio engrandecimiento personal y el aumento de su riqueza", dijo Lynch.

"El mensaje de este anuncio debe quedar claro para todos los culpables que permanecen en las sombras, con la esperanza de evadir nuestra investigación. No vais a escapar", advirtió la procuradora durante una rueda de prensa.

Para justificar las peticiones de extradición de los mandatarios de la FIFA, Lynch argumentó que las negociaciones para intercambiar influencias y dinero ilícito tuvieron lugar en Estados Unidos y que, además, los acusados utilizaron, los bancos de Wall Street para blanquear los sobornos.

Estas nuevas imputaciones casi doblan el tamaño de la macro-investigación contra el máximo organismo del fútbol mundial, que recibió su primer golpe en mayo pasado, cuando EEUU formuló cargos de corrupción públicamente contra 14 personas, de los que siete fueron arrestados en Suiza.

De los siete detenidos en mayo, solo dos aceptaron voluntariamente su extradición: el estadounidense Jeffrey Webb y el brasileño José María Marín. EFE


Dejá tu comentario