Torneo Clausura 2014

Luqueño prolonga su racha en Capiatá y acecha arriba

Sportivo Luqueño derrotó a domicilio 3-1 al Deportivo Capiatá por la fecha 11 del torneo Clausura para prolongar las buenas sensaciones en la era de Pablo Caballero y a su vez acechar arriba. Derlis Alegre, Luis Miño y Guido Di Vanni marcaron para el equipo auriazul. Un autogol de Carlos Rolón había adelantado al Escobero. En la complementaria, el zaguero fue expulsado para cerrar una noche para el olvido en la ciudad de los Mitos.  

Un autogol de Carlos Rolón, a los 4 minutos, vino a trastocar los papeles iniciales del Sportivo Luqueño que llegó fortalecido por su triunfo ante Libertad. Deportivo Capiatá sin intención ni buscar mucho en zona ofensiva se encontró arriba en el marcador a raíz de una desgracia del zaguero central.

No obstante el equipo de Pablo Caballero demostró rebeldía y temperamento para sortear esos cortos minutos de agobios. La presión era alta y a los 10, Antonio Franco negó el tanto al defensor Robert Aldama, pero no pudo evitar el remate ya sin oposición de Derlis Alegre.

Después del empate y a pesar de las piernas fuertes que intentaron menguar el gran dinamismo del cotejo, el ritmo marcó el visitante con el gran trabajo de Sergio Vergara. Más decidido Luque se fue por la ventaja y rompió la igualdad con un misil de Luis Miño cuando el reloj marcaba los 22 minutos.

La desventaja enervó a los locales y dos minutos después del gol, Arturo Aquino vio la roja por una entrada fuerte. No podía abrirse mejores horizontes en un reducto que presenta siempre complicaciones, pero a los 30, Carlos Rolón completó su negra noche con una roja tras ver otra amarilla por bajar a Blas Irala.  

Con las expulsiones, el partido se fue por la borda tácticamente y sufrieron para mantener el orden. Aún así los equipos contaron con opciones claras de gol en la zona de ejecución. Cristian López y Fabio Escobar, tras una mala salida de Rodolfo Rodríguez, acercaron al Escobero hacia la igualdad antes de la pitazo de medio tiempo.

En la complementaría, Capiatá salió con todo y puso en aprietos a la zaga visitante pero aparecieron las oportunas atajadas de Rodolfo Rodríguez para dar confianza a sus compañeros que en los instantes del reinicio no fue ni la sombra de lo que fue la primera etapa.

Un potente remate de Mario Saldívar que el portero Antonio Franco repelió con dificultades al córner. Parecía que era el renacer de Luque, pero los momentos de peligro terminaron en un pestañeo. El encuentro perdió el dinamismo y tuvo como protagonista al local porque el conjunto de Caballero, sin la pelota, esperó  para dar el zarpazo de contra que llegó al filo del tiempo.

En los minutos finales, mermados por el esfuerzo físico, alternaron estrategias y probaron desde larga distancia. Guido Di Vanni advirtió el tercero al desenfundar un potente remate que Franco se estiró para mantener el duelo en vigilia. Capiatá se fue con lo que tiene, pero se desprotegió atrás y dio chances a Di Vanni para cerrar el partido a dos minutos de cumplirse el tiempo reglamentario.  

Dejá tu comentario