Fútbol de Paraguay

Luqueño, en el debut de Rivera, festeja frente al General

Sportivo Luqueño consiguió su primera victoria en el torneo Apertura 2018 tras superar por 2-0 a General Díaz.

El Sportivo Luqueño logró este viernes su primera victoria en el torneo Apertura 2018, al imponerse por 2-0 a General Díaz en el Feliciano Cáceres. Fredy Bareiro y Julio Dos Santos, de penal, permitieron además el estreno victorioso de Eduardo Rivera como entrenador del Auriazul.

EL PARTIDO. El encuentro arrancó parejo, pero la neutralidad se rompió con rapidez por intermedio de Fredy Bareiro. El delantero fue descuidado por la defensa de las Águilas y con un cabezazo bien esquinado abrió el marcador sobre los 11 minutos en el Feliciano Cáceres.

Los hombres de ofensiva del General Díaz no estuvieron claros, facilitando mucho el trabajo a los defensores de Luqueño. Sin embargo, sobre los 23', Sebastián Doldán se perdió la igualdad cuando se encontraba solo en el corazón del área, pero no consiguió direccionar su cabezazo y el balón se perdió cerca del palo derecho.

En el complemento, Luqueño era el dueño de las acciones y le faltó un poco de contundencia para liquidar el expediente y no sufrir. Para mencionar, sobre los 70 el Auriazul perdió Joel Benítez por una doble amonestación, pero ni esta ventaja sirvió de estímulo para los visitantes.

Sobre los 80', General Díaz también se quedó con 10 por la roja de Alberto Espínola, mostrando lo que el equipo era por esos momentos. Sin ideas y sin encontrar el camino para la igualdad.

En los minutos finales la visita presionó y causó sufrimiento a los locales, en ese momento el portero Bernardo Medina se lució con grandes atajadas para mantener la ventaja. Recién sobre los 94' el hincha local pudo saborear el triunfo cuando Julio Dos Santos, cambió un penal por gol.

De esta forma, arrancó de la mejor manera el cuarto ciclo de Eduardo Rivera en el Sportivo Luqueño. Por el lado del General Díaz, sigue en la parte baja de la tabla, sin triunfos y con dos puntos, producto de dos empates.

Dejá tu comentario