Fútbol Internacional

Luis Enrique se presenta ilusionado y buscando una evolución de España

Luis Enrique Martínez fue presentado como nuevo seleccionador español durante un acto que congregó a gran cantidad de medios de comunicación en el Salón de Actos Luis Aragonés de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

Recibido entre aplausos, sobre un escenario que presidía una gran pantalla con su imagen y acompañado por Luis Rubiales, presidente de la RFEF, y por el director deportivo José Francisco Molina, el técnico comenzó su intervención agradeciendo la confianza depositada en su figura para esta nueva etapa al tiempo que reflejó la ilusión que siente.

"Hoy es un día de alegría infinita. Vamos a analizar en profundidad las cosas que le han sucedido a la Selección en el pasado pero me gustaría reforzar el trabajo que han hecho tanto Julen Lopetegui como Fernando Hierro. La línea que separa el éxito del fracaso es muy fina. Me consta que la Selección ha trabajado de manera muy profesional con los anteriores entrenadores", dijo de sus antecesores.

"El fútbol es una continua evolución y a pesar de que España tiene muy buenos jugadores y buenos equipos hace tres campeonatos en los que no podemos conquistar nada. Eso explica la dificultad de conquistar trofeos. La idea es evolucionar continuamente. Ahora hay muchas decisiones que tomar, mucha información que tengo que recabar. Hay un cambio generacional, debo estudiar cada caso individual y valorar qué es lo mejor para la Selección y que sea competitiva en dos años", comentó.

El asturiano reconoció que esta era una oportunidad que había deseado y detalló cómo han sido sus primeros días en el puesto: "A lo largo de mis ocho años como entrenador de clubes siempre he comentado que era uno de los cargos que siempre me habría apetecido, no me pronuncié así con ningún otro club".

"No he hablado con ningún jugador. Desde que supe que iba a ser seleccionador nos hemos encargado de recopilar información, de hablar con muchas personas y conocer la situación de la Federación. Una cosa es verlo desde casa y sacar conclusiones y otra venir, entrevistarme con gente... No tengo prisa", agregó.

Asimismo se mostró optimista con el futuro: "Por lo que veo y por lo que puedo palpar en estos días creo que voy a trabajar muy a gusto y muy cómodo. Eso es muy importante para un entrenador de alto nivel. Prefiero centrarme en lo positivo. Espero poder aportar muchas cosas, creo que lo podremos hacer. Hay mimbres para hacer un cesto muy bueno. Lo fundamental es que los jugadores vengan con mucha ilusión, que se sientan orgullosos de vestir 'La Roja'".

Entre las novedades que trae se encuentra la figura de un psicólogo: "Todos los que estamos en esta sala estamos de acuerdo en que la cabeza es lo más importante. Es una opción que siempre damos a los jugadores buscando en beneficio del jugador, es una de las armas".

"Cualquier jugador que vaya al psicólogo no significa que esté enfermo o que sea malo sino que quiere mejorar su rendimiento, cómo afrontar la competición. El jugador que quiera lo hará de manera voluntaria, jamás obligamos a nadie. Buscamos ayudar en lo máximo posible a los jugadores", añadió.

Preguntado por la salida de Julen Lopetegui justo antes del Mundial, declaró: "Pertenece al pasado, no creo que tenga que comentar nada. Tengo que comentar la ilusión que he recibido de todos cuando he llegado a la Federación. Miro el mundo con optimismo, con ganas de hacerlo muy bien y de que la Federación pueda ser un poco mejor. El pasado sirve para sacar conclusiones pero no las tengo que sacar yo".

Además rehuyó hablar de política y de la situación en Cataluña: "No voy a hablar de nada político. Me siento orgulloso de ser asturiano, gijonés, de vivir en Cataluña y de ser español. El resto me resbala, me da igual. Sé muy bien lo que soy. Me consideró gijonés, asturiano, español y también catalán".

Por otro lado el entrenador, que vio cómo se proyectaba un vídeo sobre su carrera y recibió una camiseta con su nombre, trató también la actualidad y se mostró partidario del sistema de videoarbitraje VAR: "Soy pro VAR, a tope. Es un arma perfecta, espectacular. Es muy importante, creo que no se paraliza nada".

"Creo que va a ser un arma que a los jugadores también les va a ayudar, habrá menos trampas, menos agresiones... Hay muchas cosas positivas que benefician. Siempre habrá polémica pero creo que es muy positivo y dentro de unos años pensaremos que cómo se pudo jugar al fútbol sin él", expresó. EFE

Dejá tu comentario