Fútbol Paraguayo

Lo soñaron, son campeones y jugarán la Copa Paraguay

Solo una pelota para entrenar, un campo casi sin pasto y muchos sueños llevaron a los nativos ishir de Bahía Negra al título y a jugar la Copa Paraguay. Una fantástica historia de superación desde el Chaco paraguayo para todo el mundo.

"La magia del fútbol te puede llevar de una canchita de barrio a un Mundial", decía el recientemente fallecido Víctor Genes. Algo parecido es lo que ocurre con los miembros de la etnia ishir de Bahía Negra que, aunque no jugarán un Mundial, gracias a la redonda, superarán el aislamiento en el que viven para jugar, tal vez, el partido más importante en la Copa Paraguay.

El pasado domingo, el Club Puerto Diana de Bahía Negra, localidad ubicada en el Chaco, en el Departamento de Alto Paraguay, se consagró como campeón de la fase departamental UFI al vencer en la final al 1º de Mayo. Así fue como un equipo de nativos logró su pasaje para jugar la Fase Nacional de la segunda edición del torneo Integración de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF).

“Estamos muy felices, es nuestro sueño y queríamos jugar la Copa Paraguay”, comenzó la nota José Elías Argaña, zaguero, que a sus 20 años es el líder y capitán del equipo compuesto por indígenas ishir.

54279516_1943825625726071_8347688205893500928_n.jpg
José, capitán y líder del Club Puerto Diana.
José, capitán y líder del Club Puerto Diana.

La felicidad no es para menos, se trata de un histórico título para la comunidad y para la institución fundada en el 2008, cuyos jugadores tendrán la posibilidad de enfrentar a algún poderoso equipo de la capital, a cuyas figuras solo veían por televisión.

Mateo Zeballos, presidente de la institución, deseó enfrentar al “Rey de Copas”, aunque eso le valió la recriminación de su capitán: “Está loco”, dijo entre risas José, que prefiere un enfrentamiento con el Deportivo Capiatá.

Sin embargo, la alegría que viven en este momento estuvo cargada de un largo camino de sacrificios y esfuerzos. Para llegar a ser campeones departamentales, no solo debieron vencer etapas y rivales mucho más fuertes y experimentados, como los equipos de Puerto Casado o Fuerte Olimpo, sino también a las propias necesidades.

José comentó que solo él y su primo lograron comprar sus botines, pero el resto de sus compañeros debieron trabajar o pescar para comprar un par, que en la localidad se consiguen por valor de G. 130.000.

Los entrenamientos se desarrollan a las 17.00, bajo un intenso calor, ya que es la hora antes del ocaso en la que pueden hacer grupo, tras la jornada laboral o la de estudios, para los más jóvenes.

0008384846.jpg
Instalaciones del Club Puerto Diana en Bahía Negra.
Instalaciones del Club Puerto Diana en Bahía Negra.

Hasta antes de las finales contaban solo con una pelota para las prácticas. “Se pinchaba y chau”, cuenta José con algo de alivio, ya que ahora, gracias al popular “pecheo” a la Federación de Fútbol de Alto Paraguay, recibieron tres más. En este momento, en total, suman cuatro.

Actualmente, la preocupación para el titular del club son los fondos para costear el operativo. Las polladas son la opción, pensando en renovar las remeras y adquirir botines y otros elementos más.

Los refuerzos también son un tema pendiente para el mandamás, que está en las tratativas para conseguir los Sub 19 y Sub 20 y poder cumplir la disposición reglamentaria en la Copa Paraguay. “Aún no tengo previsto eso”, revela Mateo Zeballos.

Todos estos hechos, y hasta la vida misma en Bahía Negra, son de constante superación: el aislamiento de la zona y la falta de caminos de todo tiempo, que los obliga a depender de la vía área, parecen no afectar el optimismo de los pobladores.

Hoy el fútbol se presenta como una salida. Es la oportunidad de sus vidas, tal vez, la única que tengan.

54255487_1943829919058975_3473932036207542272_n.jpg
Los campeones de la Comunidad Ishir estarán presentes en la Copa Paraguay.
Los campeones de la Comunidad Ishir estarán presentes en la Copa Paraguay.

Dejá tu comentario