Fútbol Internacional

Liverpool y Everton no se hacen daño en el derbi de Merseyside

Everton y Liverpool firmaron este sábado en el estadio de Goodison Park un triste empate a cero, en la edición número 231 del derbi de Merseyside.

El encuentro, sin mucho en juego más allá de la honra de intentar ganar a tu vecino, fue de más a menos. Los 'Reds' dominaron ampliamente la primera mitad, pero fueron los 'Toffees', dueños y señores de la segunda, los que estuvieron más cerca de llevarse los tres puntos. Sólo la pólvora mojada de sus atacantes y el buen partido del guardameta Loris Karius lo impidió.

Sin el lesionado Mohamed Salah, máximo artillero esta temporada -se marchó renqueante el miércoles en la Liga de Campeones-, y con el duelo de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Manchester City a la vuelta de la esquina, Jürgen Klopp salió de inicio con varios de sus futbolistas menos habituales.

Nathan Clyne, Ragnar Klavan, 'Gigi' Wijnaldum, Danny Ings o Dominic Solanke fueron titulares este sábado en Goodison Park, mientras que varios jóvenes esperaron su turno en el banquillo: Jones, Masterson, Camacho.

Por su parte, los 'Toffees', alejados ya del fantasma del descenso, buscaban segundo triunfo en el derbi de orillas del río Mersey en los últimos 22 partidos. Y es que llevaban desde octubre de 2010, cuando se impusieron por 2-0, sin derrotar a sus vecinos (10 empates y 11 derrotas).

El primer tiempo fue de los visitantes, aunque estos no lograron encontrar el camino del gol y se toparon una y otra vez con un seguro Jordan Pickford. A los 15 minutos, el joven portero inglés realizó su primera intervención de mérito del partido y evitó el 0-1, al repeler como pudo un disparo a bocajarro desde el área pequeña de Solanke.

Más tarde, Yannick Bolasie, autor de un tanto el pasado fin de semana ante el City (derrota 1-3), estuvo cerca de poner al Everton por delante con un gran disparo desde la frontal del área que se fue cerrando y que obligó a Karius a volar para sacar una mano salvadora.

Poco más se vio en el duelo, que cayó en intensidad en los segundos 45 minutos debido a los numerosos cambios y las faltas reiterativas.

Ya en la recta final, los de Sam Allardye, más valientes y agresivos, otearon el gol, pero ni Cenk Tosun primero, ni Dominic Calvert-Lewin después, con sendas aproximaciones que se marcharon fuera, lograron romper la igualada.

Este empate mantiene al Liverpool en tercera posición de la Premier League, con 67 puntos, a uno del segundo clasificado, el Manchester United, y 11 por encima del quinto, el Chelsea, por lo que da un paso más en su camino hacia asegurarse la Liga de Campeones la temporada que viene.

Por su parte, el Everton es noveno, en tierra de nadie, con 41 puntos, 13 más que el último equipo en descenso, el Southampton, y a 15 de los puestos europeos. EFE

Dejá tu comentario