Fútbol Internacional

Libertad e Independiente con la historia que Flamengo y Junior escriben

Independiente, campeón de la Copa Sudamericana de 2010 y Libertad, cuyo mejor desempeño en el torneo fue el tercer lugar en 2013, jugarán una de las semifinales de la decimosexta edición que completarán dos ilustres, aunque novatos en esta instancia: Flamengo y Junior de Barranquilla.

La serie de cuartos de final, que concluyó el jueves, clasificó equipos que alcanzaron notable desempeño en cancha ajena. Independiente sacó seis puntos a partir de una goleada a domicilio. Junior y Flamengo comenzaron ganando en los pagos de su rival, y Libertad apuntaló su clasificación con un punto afuera que sucedió a un triunfo en casa.

El último tren a la fase de los cuatro mejores del torneo lo tomaron los colombianos del Junior al empatar sin goles en casa con el Recife. La eliminatoria prácticamente quedó encarrilada con un 0-2 en el encuentro jugado en la Ilha do Retiro.

El Independiente avanzó sin mucha oposición del Nacional paraguayo, que cayó primero en su territorio por 1-4 y este jueves nada pudo hacer para cambiar su historia adversa. Sucumbió por 2-0 en el estadio Libertadores de América de Avellaneda.

Antes, en un ejercicio de mucho cálculo y esfuerzo medido, Libertad se aplicó para sacar un 0-0 del estadio bonaerense Presidente Perón. Pese a las insípidas emociones, y a la presión desordenada del Racing, el resultado bastó para apuntalar una clasificación que el Gumarelo perfiló con el 1-0 obtenido en el Defensores del Chaco una semana atrás.

El Flamengo, que golpeó al Fluminense por 0-1 en el primer partido, de local sufrió para igualar 3-3 el miércoles. La odisea de recuperarse en un partido que perdían por 1-3 hace obligatoria la mención de tres jugadores que componen un auténtico kínder: Vinícius Júnior, Felipe Vizeu y Lucas Paquetá.

Vinicius, la joya fichada por el Real Madrid y que el 12 de julio cumplió 17 años, entró para cambiar el escenario turbio del 'Mengao' y fue protagonista en las jugadas de los dos goles del empate.

Felipe Vizeu, un espigado delantero centro, cumplió 20 años, los mismos de Lucas Paquetá, un extremo que el entrenador colombiano Reinaldo Rueda ha reinventado como punta de lanza.

El rival del más popular club brasileño de fútbol en semifinales es dirigido por el entrenador uruguayo Julio Comesaña. Su formación intimida en la Liga por el poder de fuego de un creativo y un delantero que son habituales en la selección absoluta de Colombia: Yimmi Chará y Teófilo Gutiérrez.

Chará tiene 26 años, y Teo Gutiérrez 32, pero la sequía que vivieron en semifinales fue mitigada por un joven medio de 23 años que aportó los dos goles en el partido jugado en Recife, Yony González.

A diferencia del Junior, que es tercero de la liga colombiana con 34 puntos, a 3 del líder Atlético Nacional, los otros semifinalistas no tienen buenas notas en los torneos locales y la Copa Sudamericana aparece como el objetivo preciado que puede dar un cierre positivo a su temporada.

En la Superliga argentina el Independiente suma 11 puntos y desde el duodécimo puesto observa al líder Boca Juniors, que con paso perfecto lleva 21.

En el torneo Clausura paraguayo el Libertad es noveno con 16 unidades, 14 menos de las que suma el líder Cerro Porteño.

Y el Flamengo suma en el Brasileirao 47 enteros que le sitúan en un discreto séptimo puesto, a 12 del Corinthians, que encabeza la fila.

Flamengo y Libertad comenzarán la serie en casa, en fechas que aún debe confirmar la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). EFE

Dejá tu comentario