Libertad

Libertad consigue buena renta para el desquite en Cochabamba  

Libertad, sin brillar, derrotó 3-1 a Jorge Wilstermann en la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores. Más allá del gol que logró el cuadro boliviano, no deja de ser una buena renta mirando la revancha de la próxima semana en Cochabamba.

Libertad, encontrando el tercer tanto en el tiempo de compensación, doblegó al representante boliviano por 3-1 y quedó bien parado para la revancha marcada en ocho días, en Cochabamba.

Julio Enciso, Óscar Cardozo y Adrián Martínez marcaron los goles del elenco gumarelo, que mostró poco en el primer tiempo y creció más a partir de la anotación del primero de ellos, el juvenil de 16 años que le mostró el camino.

EL PARTIDO. Discreto primer tiempo del elenco albinegro en La Nueva Olla de Cerro Porteño en donde hizo de local. Esta fracción inicial se jugó como lo diagramó el visitante, que dio la pelota a un equipo que no supo hacerla valer en ningún momento y se excedió con centros.

Vanos disparos de Sebastián Ferreira, Antonio Bareiro y Blas Cáceres, más los desteñidos tiros libres de Óscar Cardozo, dieron participación al portero Arnaldo Pipo Giménez. A cinco minutos del descanso, Álvaro Campuzano sumó otro intento con un cabezazo.

Por su parte, el Aviador cumplió la premisa de tapar los espacios y no sufrir sofocones defensivos en demasía. Esa aplicación táctica le imposibilitó pisar con asiduidad el terreno enemigo, aunque amenazó con Serginho, especialmente.

En el complemento, Gustavo Morínigo se encomendó en la velocidad de Julio Enciso, que en la primera que tocó cumplió con la misión de encarar y rematar hacia el arco. Tanta fue la buena suerte del juvenil, que el balón se desvió en Edward Zenteno y dejó sin reacción al Pipo (46 m).

Con la ventaja, Libertad encontró más espacios y logró marcar el segundo tanto por intermedio de Óscar Cardozo, pero la conquista fue anulada por posición adelantada tras una revisión de cinco minutos en el VAR (52 m).

No obstante, Tacuara volvió a aparecer para sacar provecho de un error de Ronny Montero, deshacerse de Giménez para dejar el arco a su disposición y estirar la ventaja gumarela (69 m).

Parecía que era el gol de la tranquilidad, pero en un avance esporádico, el Wilstermann logró descontar con un cabezazo de Humberto Osorio (75 m). Sin tiempo para pensar en mejor estrategia ofensiva, el elenco boliviano se quedó con 10 jugadores por la expulsión de Ismael Benegas a 10 minutos del final.

En superioridad numérica, Libertad presionó arriba para buscar un tercer gol y una mejor renta para el compromiso de vuelta. Lo consiguió a cinco minutos de los doce de compensación que dio el árbitro con una definición de Adrián Martínez para quedar bien parado de cara al desquite.

Embed

Dejá tu comentario