Fútbol Internacional

Las 17 pequeñas grandes historias de la Copa Sudamericana

A un día de caer el telón de la edición 17 de la Copa Sudamericana, relatamos las historias del torneo que comenzó a disputarse en 2002.

.1. SAN LORENZO DE ALMAGRO, EL PRIMER CAMPEÓN

La primera final de la Copa Sudamericana es la que se ha decidido a favor del equipo campeón por el marcador global más abultado: 4-0. Así, el San Lorenzo de Almagro argentino levantó el trofeo en el duelo contra el Atlético Nacional colombiano, con el que empató 0-0 en el partido de vuelta en El Nuevo Gasómetro tras haberlo goleado en el de ida en el Atanasio Girardot de Medellín.

Jugadores como Alberto Acosta, Leandro Romagnoli, Pablo Chatruc y Sebastián Saja sobresalían en el cuadro de Rubén Darío Insúa. Este fue el primer título internacional de San Lorenzo, el "quinto grande" del fútbol argentino y único de ellos que no había ganado laureles por fuera.

La primera Sudamericana tuvo la presencia de 21 equipos de 9 de los 10 países de la región. Brasil no participó por la "organización tardía" del certamen, según dijeron entonces.

.2. LA SORPRESA DEL CIENCIANO

Contra todos los pronósticos, el Cienciano del Cusco le dio en el 2003 al fútbol peruano el primero y hasta ahora único título de la Sudamericana tras derrotar en la final al River Plate que dirigía el chileno Manuel Pellegrini y que contaba en sus filas con Marcelo Gallardo, Maxi López y Lucho González, entre otros.

El empate 3-3 y el triunfo por 1-0 sellaron la victoria de los cusqueños, orientados por el entrenador peruano Freddy Ternero.

En la Sudamericana del 2003 compitieron 35 clubes de los 10 países de la zona. Los de Brasil debutaron y lo hicieron con 12 equipos. El que más lejos llegó fue Sao Paulo, que fue eliminado por River en las semifinales.

.3. EL PRIMER TÍTULO DE BOCA JUNIORS

En 2004, un joven Carlos Tevez y un veterano Guillermo Barros Schelotto conformaron junto al goleador Martín Palermo el ataque del Boca Juniors que se consagró campeón de la tercera edición tras vencer en la final a Bolívar de La Paz por 0-1 y 2-0.

Al torneo se le empezó a conocer como "La otra mitad de la gloria" por jugarse en el segundo semestre del año y porque le daba cabida a equipos sin tradición internacional. De nuevo hubo 35 participantes y todos los partidos se jugaron por el sistema de eliminación directa a partidos de ida y vuelta.

.4. BOCA VUELVE A GANAR E IMPONE UN RÉCORD AÚN VIGENTE

La Copa Sudamericana del 2005 le permitió a Boca Juniors ganar por segunda vez consecutiva el título de la competición, un récord aún vigente. Aquel año el conjunto 'xeneize' estuvo dirigido por Alfio el 'Coco' Basile y contó con una formación remozada, pero en la que se mantenían Palermo y el portero Roberto Abbondanzieri.

Fue, asimismo, la primera final del torneo que debió decidirse en la instancia de cobros desde el punto penal después de que ambos encuentros ante el cuadro mexicano Pumas de la UNAM quedaran empatados a un gol.

La novedad de esta edición fue la presencia de clubes de México y Estados Unidos por invitación de la Conmebol: Pumas y América. Por los estadounidenses participó el DC United.

.5. PACHUCA DA EL PRIMER TÍTULO A MÉXICO

En una de las finales de la Sudamericana más recordadas, la del 2006, el Pachuca venció al Colo Colo chileno, se coronó campeón y le dio al fútbol mexicano el que hasta hoy es su único título en competiciones de la Conmebol.

Los dirigidos por Enrique Meza dieron la vuelta olímpica en Santiago de Chile al imponerse por 1-2 después del empate 1-1 de la ida en México. Los colombianos Miguel Calero (portero, ya fallecido) y Aquivaldo Mosquera (defensor, ya retirado) así como Christian 'Chaco' Giménez (argentino naturalizado mexicano) fueron los bastiones de aquel Pachuca.

En Colo Colo brillaban los entonces jovencitos Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Matías Fernández, así como Humberto Suazo, dirigidos por el argentino Claudio Borghi. Además de México, en aquella edición el otro país invitado de la Concacaf fue Costa Rica, que participó con el Deportivo Alajuelense.

.6. ARSENAL, CAMPEÓN EN ÚLTIMA FINAL CON GOL VISITANTE

Arsenal de Sarandí, el club que fundó el recordado mandamás del fútbol argentino Julio Grondona, tiene en sus vitrinas la Copa Sudamericana del 2007 como su más grande trofeo.

La sexta edición del certamen le permitió al equipo dirigido por Gustavo Alfaro conseguir su título más importante, pero que estuvo lleno de angustia porque enfrentó en la final a un América mexicano que pese a perder por 2-3 el partido de ida, ganó por 1-2 el de vuelta en Argentina.

Sin embargo, el tanto de Martín Andrizzi a los 83 minutos le dio el título a Arsenal gracias al gol visitante. Fue la última vez que se tuvo en cuenta esta norma en una final del torneo.

.7. BRASIL LEVANTA EL PRIMER TÍTULO CON INTERNACIONAL

La edición de 2008 llegó con un panorama de 'goleada' de Argentina en el palmarés de la Copa Sudamericana ya que San Lorenzo en 2002, Boca Juniors en 2004 y 2005, y Arsenal en 2007 se habían llevado el título. Los peruanos del Cienciano inscribieron su nombre en la galería al alzar el trofeo de la segunda edición, en 2003, y los mexicanos del Pachuca hicieron lo mismo en 2006.

Las noticias de Brasil llegaron precisamente ese año, cuando Estudiantes de La Plata caminaba para dar el quinto título a Argentina.

Pero el Internacional pegó primero al imponerse a domicilio por 0-1. Estudiantes devolvió el golpe al fijar idéntico 0-1 en el tiempo reglamentario en Porto Alegre. En el alargue Nilmar estableció el 1-1 y la fiesta fue del Colorado. Así entró Brasil en el palmarés.

.8. EN 2009 UN FINAL CALCADO DE LA COPA LIBERTADORES DE 2008

Fue como el reencuentro de dos enemigos íntimos. Los ecuatorianos de Liga de Quito y el Fluminense brasileño reeditaron la final de la Copa Libertadores del año anterior.

En la altitud de la capital ecuatoriana el local vapuleó por 5-1, parecía todo muy fácil para los pupilos del uruguayo Jorge Fossati, pero en la cita en Río de Janeiro terminó con drama pues el 'Flu' goleó por 3-0. Faltó tiempo para firmar la épica.

Como en la Copa Libertadores de 2008, en la Copa Sudamericana de 2009 la Copa Sudamericana quedó en poder de Liga de Quito.

.9. UN PALO FRUSTRÓ AL GOIÁS

En 2010 el Independiente alcanzó el título internacional número 16 de su historia.

Drama no faltó, pues el equipo revelación de esa Copa Sudamericana, el Goiás, un club del estado central de Goiania sin mucho raigambre en Brasil plantó cara a los Diablos Rojos de Avellaneda.

En la ida el conjunto albiverde pareció encarrilar el título al imponerse a los argentinos por 2-0. En Avellaneda el Independiente se impuso por 3-1 y con el 3-3 en el global llevó la decisión a un alargue.

La historia llegó a la tanda de penales. El tercer lanzamiento del Goiás explotó en el madero. Eduardo Tuzzio no perdonó, acertó su lanzamiento y el Independiente puso fin a una sequía de 15 años sin títulos internacionales.

10. LA UNIVERSIDAD DE CHILE SE GRADÚA CON HONORES

Invicto y con solo dos goles en contra. Con esas características la Universidad de Chile dejó en 2011 su huella en la calzada de la fama de la Sudamericana.

Liga de Quito, que buscaba su segundo título, nada pudo hacer ante el poderío de los chilenos, que ganaron por 0-1 en la capital ecuatoriana y pusieron la guinda en el Estadio Nacional de Santiago con una goleada por 3-0.

El único equipo chileno que hasta el momento ha conquistado la Sudamericana era dirigido por el argentino Jorge Sampaoli, quien armó una estructura sólida a partir del portero Johnny Herrera y el ariete Eduardo Vargas.

Herrera encajó dos goles en once partidos, y once goles fueron los que firmó Vargas.

11. BRASIL VUELVE A CELEBRAR TRAS UNA FINAL DE SOLO 135 MINUTOS

En 2012 el Tigre no fue en la final como lo pintan. Cedió un empate sin goles al Sao Paulo y en el Morumbí cayó por 2-0, aunque con mucha polémica.

La formación argentina denunció que sus jugadores fueron golpeados por la policía durante el descanso, por lo que se negó a volver a la cancha.

El árbitro chileno Enrique Osses no estaba para contemplaciones y dio por concluido el partido de vuelta de la final.

No se necesitaron 180 minutos. A esta final le sobraron 45 pero no fue culpa del Sao Paulo, que se coronó con una campaña sin derrotas.

12. FINALISTA DE SEGUNDA

Aunque el campeón de 2013 fue Lanús, bajo el mando de Guillermo Barros Schelotto, hoy entrenador de Boca Juniors, su rival en la final fue el equipo revelación del torneo, Ponte Preta que, además, la jugó en una situación especial: disputó la definición del título recién descendido a la Segunda División del fútbol brasileño.

En la final, el equipo de Campinas empató 1-1 en la ida y en el partido de vuelta el Lanús se impuso por 2-0 y así terminó con el sueño de Ponte Preta de ser campeón internacional siendo ya un equipo de Segunda División.

13. UN MILLONARIO INVICTO

El River Plate argentino fue campeón invicto en 2014 al vencer en la final al Atlético Nacional colombiano en la segunda definición del torneo que ambos disputaban. Además del 'Millonario', solo tres equipos más han logrado ganar la Copa Sudamericana de esta forma: el Internacional de Porto Alegre en 2008, la Universidad de Chile en 2011 y el Sao Paulo en 2012.

En esta edición, River superó a Godoy Cruz, al Libertad paraguayo, a Estudiantes de La Plata y a Boca Juniors, al que eliminó por primera vez en un certamen internacional.

14. PRIMER CAMPEÓN COLOMBIANO Y UN SUBCAMPEÓN INVICTO

Varias cosas dejó la edición del 2015. El Independiente Santa Fe logró su primer título internacional al superar en penales por 3-1 al Huracán argentino tras el 0-0 de ambos partidos de la final. El conjunto dirigido por el uruguayo Gerardo Pelusso ganó gracias a sus buenos resultados como visitante y tuvo en Wilson Morelo a uno de los cuatro goleadores del torneo que anotaron cinco dianas.

El 'Cardenal' se convirtió en el primer equipo de Colombia que gana la Copa Sudamericana y Huracán, paradójicamente, fue subcampeón invicto, ya que solo cayó en la final por tiros desde el punto penal. Además, 'el Globo' perdió en ese encuentro decisivo a Ramón 'Wanchope' Abila, quien salió expulsado.

15. LA TRAGEDIA DEL CHAPECOENSE

La final de la Copa Sudamericana 2016 deparó un enfrentamiento entre equipos de Brasil y Colombia: Chapecoense contra Atlético Nacional.

El equipo de la ciudad de Chapecó viajaba a Medellín para el partido de ida de la final de la decimoquinta edición, pero este jamás se pudo jugar por la tragedia aérea del 28 de noviembre, que le costó la vida a 71 personas, entre ellas 19 futbolistas del club y su entrenador Caio Júnior.

El avión que los transportaba se estrelló contra un cerro en cercanías al municipio de La Unión. Debido a ello, la Conmebol decidió suspender todas sus actividades oficiales, incluyendo la final del torneo.

Atlético Nacional pidió a la Conmebol que entregara el título al equipo brasileño como homenaje póstumo. El 5 de diciembre de 2016 Chapecoense fue proclamado campeón de la Copa Sudamericana.

16. LA COPA CAMBIA DE CARA

En 2017, en la decimosexta edición, el torneo cambió de formato: pasó a disputarse de febrero a diciembre con 54 equipos y hubo transferencia de clubes eliminados de la Copa Libertadores a la Copa Sudamericana. Se mantuvo la final a ida y vuelta, pero se suprimieron los cruces regionales.

El campeón fue el Independiente argentino, que superó con un global de 3-2 al Flamengo brasileño. Con Boca Juniors son los equipos que tienen dos títulos en este certamen. Son los más laureados de la Copa.

17. PARANAENSE-JUNIOR, POR LA GLORIA EN CURITIBA

Precisamente, con el nuevo formato, el Junior colombiano, uno de los finalistas de esta decimoséptima edición, jugó la Sudamericana al ser uno de los diez equipos que llegaron de la Copa Libertadores, mientras que el Atlético Paranaense obtuvo su lugar al ocupar el undécimo puesto del Campeonato Brasileño en 2017, pues su país tiene seis cupos asegurados en el torneo.

Junior no la tuvo fácil, sobre todo ante equipos argentinos: pasó a octavos al vencer en penales por 3-2 a Lanús y sufrió en cuartos con Defensa y Justicia en el choque de vuelta que perdió por 3-1, pero avanzó a semifinales por el gol visitante que marcó, pues en la ida ganó 2-0, y gracias al VAR que le invalidó un tanto al Halcón.

El de Barranquilla es el primer equipo colombiano en ser finalista en un mismo semestre de dos torneos cortos: la liga local y la Sudamericana. Terminará el 2018 con 70 partidos oficiales disputados, pues le faltan los choques de vuelta de las finales ante el Paranaense este miércoles 12 y contra el Independiente Medellín el domingo 16.

El Atlético Paranaense, por su parte, llega a la definición de la Copa un poco más descansado que su rival colombiano ya que el torneo brasileño terminó hace más de una semana y se situó en la séptima casilla con 57 puntos.

En su camino en la Sudamericana al Furacão de Curitiba le tocó batallar más en cuartos de final ante el Bahía, también brasileño, al que venció en penales por 4-1 al terminar igualada la serie 1-1.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario