Fútbol Internacional

Juventus bate al Atalanta y estará en su cuarta final consecutiva

La Juventus Turín, con un tanto de penal anotado por el bosnio Miralem Pjanic (m.75), confirmó su ventaja de la ida, donde también se había impuesto por el mismo marcador, ante el Atalanta (1-0), y se ha clasificado para la que será su cuarta final consecutiva de la Copa de Italia.

La vuelta de las semifinales, disputada en el Alianz Stadium de Turín, y disputada en muchos minutos de su primera mitad bajo la nieve, resultó entretenida pese a dejar su mayor emoción a bien entrada la segunda parte.

Así, de salida se vio a un Atalanta en busca de anotar un tanto que paliará su desventaja de la ida, y un conservador Juventus, sin el Pipita Higuaín (autor del tanto del triunfo en Bérgamo) en la convocatoria y con Paolo Dybala en el banquillo, que intentaba administrar su ventaja y sorprender al contragolpe la osadía rival.

El balón se movía rápido, pero sin grandes ocasiones de marcar. Así, la más clara de la primera mitad llegó en el minuto 35 cuando Mandzukic, que volvía a jugar en la punta central del ataque juventino, no acertó en un mano a mano con el meta Berisha. A poco del final, en acción individual, fue Asamoah quien pudo haber adelantado al conjunto turinés.

La segunda mitad fue más interesante. El Atalanta volvió a exhibir osadía y dispuso de la gran ocasión que buscaba. El argentino "Papu" Gómez (m.64) se fue de su marcador y, desde mitad del campo juventino, elevó el balón sobre la salida desesperada de Gianluigi Buffon.

El balón parecía ir entre los tres palos, pero el efecto que llevaba hizo que se desviase en último momento y se estrellará en el poste derecho de la meta juventina. El Atalanta perdía la oportunidad que tanto deseaba para igualar la eliminatoria.

La respuesta de la Juventus no se hizo esperar. Apenas dos minutos después, desde fuera del área, fue el brasileño Douglas Costa quien envió el esférico al larguero.

Y, en el minuto 75, en un forcejeo dentro del área de Atalanta, el colegiado señaló con la pena máxima un agarrón sobre Matuidi, ante la sorpresa de los jugadores visitantes. Ejecutó el lanzamiento Pjanic, que puso el 1-0 en el marcador (m.75).

La eliminatoria ya estaba sentenciada, el pase a la final del Juventus decidido. Y lo más destacable en el cuarto de hora final, fue la presencia en campo de Dybala, que jugó los últimos siete minutos.

La Juventus, ganador de las últimas tres ediciones, se metía en su cuarta final consecutiva de la Copa de Italia, donde espera al Milan o al Lazio, justo sus rivales en las últimas tres finales: los laziales en 2015 y 2017, los milanistas en 2016. EFE.

Dejá tu comentario