Olimpia

Jorge Guasch: Un récordman y gigante de la Copa

VIDEO. Es el paraguayo que más finales de Libertadores jugó. "Vamos a llevarla hasta la eternidad", dijo.

Especial: Por Lorenzo Villalba - Última Hora

Es un récordman. Con cuatro ediciones disputadas, el iteño Jorge Antonio Guasch Bazán (58 años) es el paraguayo que más finales disputó en la codiciada Copa Libertadores de América, de las cuales ganó dos, récord sostenido desde 1991 en nuestro fútbol.

Recibió el sábado último a Última Hora en Itá. Los verdaderos grandes tienen el don de la humildad y así es El Chino Guasch. Lo encontramos compartiendo con sus pequeños jugadores en su complejo que lleva su nombre donde dice sentirse en su “hábitat”.

“Me siento un privilegiado”, respondió cuando ÚH le confirmó el valioso dato.

¿Qué se siente? “Cada final es única y distinta. Todo jugador sueña con jugarla, más aún en la Libertadores, y tres seguidas es algo histórico por lo que es difícil de explicar. Ojalá se pueda repetir con un equipo paraguayo y que sea el Olimpia. Esto es algo que vamos a llevar a la eternidad”.

Les cuenta a sus propios alumnos su origen humilde: “No tengo vergüenza de decir que era muy pobre” y les inculca que estudien y entrenen “parejo”.

Toda su vida jugó en el Decano, debutó en 1979, a los 18 años, y se retiró en 1991, a los 30, por lo que asegura que “Olimpia es todo para mí”.

Recordó su primera final, la del 79 ante Boca Juniors, la que elige como la que lo marcó por ser la primera conquista y menciona que se alinearon los astros para que juegue.

Embed

“Yo no iba a viajar a Buenos Aires, pero Adolfo Lazzarini tuvo problema de documentación y Luis Cubilla se jugó por mí. Para el partido no estaba, pero en el último minuto Flaminio Sosa tuvo un desgarro en la pantorrilla y había dos jugadores experimentados y uno joven, otra vez Cubilla se jugó por mi persona. Al final, a los 27’ (ST) entré cuando el partido estaba candente”. Es un agradecido a la vida y a Dios “porque provengo de una familia muy humilde, sacrificada, muy pobre, vivíamos con mi mamá y mi hermana en una casa prestada, no alquilada, porque no teníamos para pagar”.

Y su agradecimiento apunta a varias personas, entre ellas al extinto Cubilla. “Yo ya jugaba en Primera, pero no tenía coche. Un día iba caminando de Para Uno a Eusebio Ayala para viajar a Itá. Me preguntó dónde me iba. Le conté y me dijo ‘vos te quedas conmigo en casa’ y a partir de ahí me quedé. Fue un segundo padre para mí”.

“En la primera charla de Cubilla, yo era un adolescente y dijo: Vengo para ser campeón de América y luego lo escribió”. Sus dirigidos no le creían, asegura Guasch.

NORMAL. Para Guasch “es normal” que la gente hable sobre comprar las copas. “Si se podía comprar la felicidad todo el mundo la compraría. El Paris Saint Germain, Cerro mismo tienen gente adinerada", refirió.

"Los mismos periodistas son testigos de que tuvimos grandes equipos. Los dirigentes hacían su trabajo, pero nosotros también, nos preparábamos bien porque Olimpia siempre debe salir a campeonar, pero el jugador a veces amanece mal”, consignó ante el polémico tema.

Fuente: Impreso - Última Hora

Dejá tu comentario