Fútbol Internacional

Griezmann guía a la victoria a la campeona mundial

Francia se deshizo sin dificultades de una pobrísima Moldavia (1-4) con tres goles en los primeros 45 minutos y, de esa forma, arrancó con buen pie la fase de clasificación para la Eurocopa.

Griezmann, muy criticado por su bajo rendimiento ante la Juventus, dejó atrás las dudas con un buen partido, ya que abrió el marcador y dio el pase del segundo gol.

A su vez, Varane también acalló los insistentes rumores sobre su posible salida del Real Madrid con un tanto de cabeza, mientras un jugador que sueña como posible fichaje del equipo blanco, Pogbá, se mostró muy activo todo el partido, aunque el faltó marcar.

También marcó Mbappé, aunque a la estrella del PSG se le vio menos acertado y más acelerado que en otras ocasiones.

Fue un partido inédito en la historia del fútbol europeo, ya que franceses y moldavos, que se independizaron tras la caída de la URSS en 1991, nunca se habían enfrentado a lo largo de su historia.

Francia, que intentaba olvidar que la decepción que supuso no clasificarse para la fase final de la Liga de las Naciones, se enfrentaba a un equipo que no perdió ningún partido en ese torneo.

El seleccionador francés, Didier Deschamps, salió de inicio con toda la artillería que tenía a su disposición, pero el equipo no mejoró mucho en relación con el pobre juego mostrado desde que se proclamara brillantemente campeona mundial en Rusia.

Con la excepción de Kanté y Matuidi, el resto del jugadores del medio del campo en adelante tenían claramente vocación ofensiva. Pogbá acompañaba al pulmón del Chelsea, Mbappé y Griezmann cambiaban continuamente de banda, y Giroud como jugador más adelantado.

Le costó a los galos abrir la lata. Los moldavos defendían con mucho orden y apenas dejaban huecos. Pogbá tenía que superar una auténtica muralla, Mbappé apenas tuvo espacios para correr y Griezmann estaba muy vigilado.

Sólo un fallo defensivo o una genialidad podía resolver el entuerto. Fue el jugador del Atlético de Madrid quien decidió poner fin al suspense con una magnífica jugada.

Cogió el balón en tres cuartos, se la cedió a Pogbá, que se la devolvió con un pase que superó toda la línea defensiva local y el delantero remató magníficamente de primeras para inaugurar el marcador. (min.24)

Poco después, los franceses dispusieron de un saque de esquina. Griezmann lo sacó y le colocó el balón al primer palo a Varane que remató de cabeza sin oposición. (min.27)

A partir de entonces, el partido se le hizo muy cuesta arriba al modesto equipo local, mientras la campeona mundial jugaba a placer.

Giroud se sumó a la fiesta al rematar un centro de Matuidi tras un fallo defensivo local. (min.35)

Los franceses se fueron al descanso con el partido resuelto, aunque el árbitro pudo haber pitado un penalti por mano involuntaria de un defensa moldavo dentro del área.

A Despchamps, que ha sido acusado muchas veces de exceso de conservadurismo, hay que agradecerle que sus jugadores no bajaran el pistón tras el descanso. Griezmann seguía bajando a recibir, mientras Pavard y Kurozawa se mostraron más atrevidos por sus bandas.

Según avanzaban los minutos, Pogbá tenía más libertad y se le veía con ganas de marcar. Así, en una pared con Griezmann, intentó sorprender al portero moldavo, pero éste estaba bien colocado.

Koselev también frustró a Mbappé, que regateó a dos jugadores y una vez llegó al borde del área, disparó con la zurda, pero el guardameta local despejó el peligro.

Aunque lo mejor estaba por llegar. Koselev acabó por convertirse en el héroe local con una fenomenal parada a remate de cabeza de Pogbá tras un saque de falta de Griezmann a falta de veinte minutos para el pitido final.

El "Principito" ya había cumplido con su labor, por lo que Deschamps decidió darle descanso y le sustituyó por su compañero de equipo, Lemar.

A Mbappé se le vio cojeando ligeramente desde que recibiera una dura entrada en los primeros compases de la segunda parte, pero no se rindió hasta que pudo "mojar" a pocos minutos para el final.(min.86)

Tampoco se rindieron los moldavos. El equipo local aprovechó un falló defensivo visitante para salvar el honor por medio de Ambros, que marcó después de que el poste escupiera un cabezazo de un compañero.(min.88)

El gol pudo ser fruto de la casualidad, pero el presidente moldavo, Ígor Dodon, lo celebró en las gradas con el mismo júbilo que si su selección nacional hubiera ganado el encuentro.

Francia juega el lunes en casa ante Islandia, que a buen seguro ofrecerá una mayor resistencia que el inofensivo equipo moldavo.

- Ficha técnica:

1 - Moldavia: Koselev; Jardan, Posmac, Carp, Reabciuk; Cebotaru, Ionita; Antoniuc (Ambros, min.72), Cociuc (Razgoniuc, min.46), Ginsari; y Nicolaescu (Damascan, min.58).

4 - Francia: Lloris; Pavard, Varane, Umtiti, Kurzawa; Kanté, Pogbá; Matuidi (Thauvin, min.72), Griezmann (Lemar, min.72), Mbappé; y Giroud (Fekir, min.80).

Goles: 0-1, min.24: Griezmann. 0-2, min.27: Varane. 0-3, min.35: Giroud. 0-4, min.86: Mbappé. 1-4, min.88: Ambros.

Árbitro: Aleksandar Stavrev (MKD). Amonestó a Varane, Damascan, Ambros y Mbappé.

Incidencias: partido correspondiente al Grupo H de la fase de clasificación para la Eurocopa 2020 disputado en el estadio Zimbru de Chisinau ante poco más de 10.000 espectadores.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario