Fútbol Internacional

Filipe Luis no renuncia, a sus casi 34 años, a jugar el Mundial de Catar 2022

El lateral izquierdo brasileño Filipe Luis afirmó este viernes, en su presentación como nuevo jugador del Flamengo, que quiere seguir vistiendo la camiseta de su selección y que a sus casi 34 años no renuncia a disputar el Mundial de Catar 2022.

"La selección siempre fue el objetivo de mi vida. No desisto, voy a intentarlo (ir al Mundial). Cada minuto allí es un regalo", dijo el defensa en una rueda de prensa en Río de Janeiro.

Filipe Luis, que el próximo 9 de agosto cumplirá 34 años y ha firmado con el club carioca un contrato hasta diciembre de 2021, aseveró que "siempre estará disponible" para la Canarinha, con la que se acaba de proclamar campeón de la Copa América de Brasil 2019.

"Va a depender de mí estar preparado para volver", añadió.

El lateral fue anunciado como nuevo jugador del Flamengo el martes de esta semana tras llegar como agente libre al no renovar con el Atlético de Madrid, club en el que militó la mayor parte de sus 15 años de carrera en Europa.

Habitual en las últimas convocatorias del seleccionador, Tite, consideró que si el "Flamengo está bien", suma nuevos títulos y él se mantiene a un "alto nivel", tendrá oportunidades para continuar en el combinado nacional.

"Estar aquí hoy fortalece más mi esperanza porque podría haber ido a una liga menos emergente y abandonar, pero no, ese no es Filipe Luis y no es lo que pienso", dijo.

"Soy muy competitivo, quiero ganar siempre y voy a hacer todo para poder ganar, y si vamos juntos en esa ola vencedora, el Flamengo y yo, quién sabe puedo ir al Mundial", agregó.

El futbolista lucirá el dorsal 16 en el que es el equipo más popular de Brasil y, durante la presentación, estuvo acompañado de su familia.

"Me brillan los ojos por ver a mi hijo con la camiseta del Flamengo", expresó.

Asimismo, aseguró que está convencido al 100 % de que fichar por el club rubro-negro fue la "decisión correcta", a pesar de su negativa a volver a jugar en su país en un primer momento.

En este sentido, comentó que su readaptación al fútbol brasileño "no será fácil", si bien garantizó que está "preparado" para el desafío.

"Hasta me desanimé un poco en la Copa América, con los estadios, las canchas (por su mal estado), pero creo que vengo preparado para cualquier tipo de situación", explicó.

"Vengo para ayudar al Flamengo y al fútbol brasileño. Me sentiré feliz y útil con todo lo que pueda sumar porque es un país que me dio esa oportunidad de salir afuera y ahora quiero devolver eso", concluyó.

Fuente: Agencia EFE

Dejá tu comentario