El injusto homenaje a Justo

Comentario sobre la despedida de Justo Villar.

Pedro LezcanoPor Pedro Lezcano
Justo Wilmar Villar tendrá su despedida como futbolista de la Selección Paraguaya el próximo 12 de junio en..., Austria —nada más alejado del calor que a los méritos del golero le sobran—.
      Embed
Foto: Última Hora

El próximo juego amistoso de la Albirroja ante Japón, en el tradicional estadio del equipo de fútbol americano Tirol Raiders será también el último partido de Justo Villar en la portería de la Selección Paraguaya.

Un encuentro preparatorio de cara al Mundial de Rusia para los nipones, en el que el arquero que más alegrías ha regalado en los últimos veinte años a la afición local tendrá apenas cinco minutos para volver a pisar un gramado con la camiseta a la que más de una vez defendió con uñas, puños y dientes apretados.

Un sitio en el que los más que merecidos aplausos para "La muralla de Cerrito" no bajarán desde las tribunas. Un sitio sumamente alejado del calor del vitoreo propio de los escenarios del continente.

Aunque suene triste, allí, a millones de kilómetros de esta isla rodeada de tierra, nadie o demasiados pocos corearán al unísono el nombre de quien fuera principal artífice del, hasta ahora, mayor logro en la era moderna de una Selección Paraguaya presente en competencias ecuménicas, aunque esto pueda resultar conformista para sus detractores.

Justo no lo va a decir, Justo no utilizará sus cuentas en redes sociales para llamar la atención de nadie ni alardeará de sus logros a todas voces, menospreciando el de los demás. ¿Alguna vez alguien vio a Villar ser el centro de la polémica?

Y no, porque ese nunca fue su estilo y, quizás, ese sea también el defecto por el cual la APF no oscila a rendirle un homenaje a la altura de su entrega o sus tapadas únicas con la dorsal 1, propia de otros que fueron grandes y hoy son el hazmereír de multitudes.

Los penales contra Japón, el penal con España, las paradas de la Copa América de Argentina, ese frente a frente en Córdoba con Sergio Agüero en las pasadas Eliminatorias. ¡Dios mío, qué arquerazo Justo, qué injusta es tu despedida!



Dejá tu comentario