Cerro Porteño

El día que Olimpia ya pidió control antidoping adicional para Cerro

El pedido de control antidoping adicional de parte de Olimpia para jugadores de Cerro Porteño ya se realizó en el 2015, antes de la disputa de un superclásico.

En aquella ocasión, Marco Trovato aseguró "que quiere un clásico limpio ciento por ciento" y por eso pidieron a la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) aumentar de dos a cinco la cantidad de jugadores para el control antidoping.

En la nota, firmada por el presidente franjeado, se solicitó que sean sometidos a los análisis cuatro jugadores de campo y el arquero titular de ambos conjuntos tras la disputa del superclásico correspondiente a la sexta fecha del torneo Clausura del 2015.

Leé más: Olimpia pide alzar de 2 a 5 la cantidad de jugadores para control antidoping

Oficialmente la APF realiza 4 controles, 2 por equipo, por lo que la entidad de Para Uno debió correr con los costos de los 6 restantes que solicita, en efectivo y de forma adelantada.

En ese momento, el costo por cada muestra era de 176 dólares americanos, según explicó el secretario de la APF, Wilberto Duarte. Por lo tanto, Olimpia debió desembolsar 1.056 dólares y, además, cubrir los costos del envío a Colombia, donde se realiza el análisis, y del trabajo del profesional médico interviniente.

Te puede interesar: Olimpia debe pagar más de USD 1.000 para control antidoping

Este acontecimiento elevó más la atmósfera del clásico que se jugó en el estadio Antonio Aranda, de Ciudad del Este. En la previa, Trovato dijo también que Cerro va a tratar de ensuciar el enfrentamiento y por eso temía de las "patadas" de los rivales.

En el campo, los azulgranas se impusieron con el solitario tanto de Guillermo Beltrán, a los 88 minutos. En el vestuario, con la punta en las manos, los jugadores realizaron una polémica celebración dedicada al mandamás de Para Uno.

Embed

REPETIDO. El tema tomó vigencia tras otra solicitud de Trovato, esta vez para jugadores de futsal FIFA poco después de la suspensión de la segunda final por hechos de violencia en el predio de la Secretaría Nacional de Deportes.

“Este es un hermoso deporte para seguir contaminándolo con sustancias prohibidas”, reza parte de la publicación, borrada con posterioridad con la intensificación de la polémica.

Esta inculpación fue la gota que colmó el vaso y llevó al rompimiento total de la “poca sintonía” entre las dos instituciones deportivas más representativas de Paraguay, sostuvo este miércoles Raúl Zapag en conversaciones con Urbana al Máximo.

El máximo dirigente del club de Barrio Obrero aseguró que “no puede seguir en la misma línea de apertura" y pidió disculpas de parte del titular decano a Cerro y a sus jugadores.

Dejá tu comentario