Olimpia

El compromiso como insignia

"La insignia del equipo siempre fue el compromiso por querer alcanzar los objetivos, por mantenernos vigentes en el campeonato e intentar mejorar siempre. Ese compromiso se ha notado durante todo el año", comenzó explicando Roque Santa Cruz en contacto con el programa Fútbol a lo Grande.

Seguido, se extendió sobre dicho punto: “Todos se entienden y están cómodos con la forma en que jugamos. A lo largo del año tuvimos varios inconvenientes por lesiones, los cuales empujaron al profe a tener que hacer modificaciones de hombres y tuvimos la satisfacción de encontrar en todos los que ingresaban a jugar la respuesta necesaria para que no se sienta en nuestro juego”.

ACOMPAÑAMIENTO. Una de las virtudes del campeón tuvo relación con los juveniles, quienes supieron ganarse un lugar. Consultado sobre cómo es el manejo con ellos, el capitán decano manifestó: “Los chicos quieren aprender y escuchan, esa nobleza que tienen es importante. Los chicos necesitan sentirse confiados y que hay credibilidad de nuestra parte. Estos éxitos tempraneros les van a dar a los chicos un espíritu diferente, un estilo de vida de campeón”.

Un hecho bien conocido es que antes de la llegada de Daniel Garnero, Roque ya no estaba a gusto y estuvo a punto de dejar el club. “En su momento tuve intención de salir. Habiendo permanecido competitivo durante toda mi carrera, no me estaba sintiendo cómodo, no me gustaba la idea que me consideren por lo que hice y no por lo que podría hacer. No quería terminar mi carrera viviendo así. Solo entraba 5 minutos porque la gente me pedía y el técnico lo hacía como para quedar bien y era una sensación desagradable”.

Para finalizar, Santa Cruz apuntó que fue determinante el hecho que Garnero considere que podía aportar algo futbolísticamente.

Fuente: Impreso - Última Hora

Dejá tu comentario