Cerro Porteño

El Ciclón debuta con valioso empate en Santiago

Con Gatito como figura, Cerro encontró el preciado gol de visitante y se llevó un empate positivo de Santiago por la Copa Sudamericana.

Mathías Corujo fue el autor del tanto azulgrana. Foto: EFE.

Pasó el debut, y Cerro no falló. No falló porque no perdió, y porque encontró el tan anhelado gol de visitante, que hace ilusionar a todo un pueblo con avanzar de fase en la Copa Total Sudamericana 2013.

La expectativa era grande y Cerro estuvo a la altura. Si bien pasó por malos momentos, estuvo cerca  de dar el gran golpe en tierras chilenas. Mathías Corujo adelantó al Ciclón con un golpe de cabeza, pero el equipo del Chiqui Arce no aguantó y Cristian Álvarez empató para la Universidad Católica. 1-1 final y todo se define la próxima semana en Asunción. Cerro, con grandes chances de pasar.

EL PARTIDO. Cerro Porteño no arrancó bien, es que la Universidad Católica jugó muy bien en los primeros minutos, dominando la pelota, llegando por los costados y creando peligro constantemente, ante un Ciclón que se refugió en su campo y trató de dañar con algún que otro contragolpe.

Pero con el correr de los minutos, el equipo chileno se desinfló y Cerro creció. La Universidad Católica, sin marca y con problemas en el mediocampo, se vio superada por el equipo de Francisco Arce, que comenzaba a cortar los circuitos y a generar con pases en profundización para los hermanos Romero.

El conjunto local tuvo ocasiones para anotar, pero enfrente estuvo el Gatito Fernández, un arquero que se agrandó y jugó su partido, siendo protagonista y tapando varias jugadas claves. La seguridad de Cerro estaba asegurada con Fernández en el arco.

CABEZAZO Y ADENTRO. Cerro Porteño, quizás en su mejor momento, encontró su premio. Sobre 31 minutos, tras una serie de rebotes en el área, Guillermo Beltrán dominó la pelota dentro del área chica, salió de la misma, eludió al arquero y metió un centro al medio, para que Mathías Corujo llegue y con un cabezazo, ponga el 1-0 a favor de Cerro Porteño.

Los azulgranas festejan el tanto de Corujo (izquierda). Foto: EFE.

Los de Francisco Chiqui Arce, por momentos de buen partido y por otros de no tan bueno, encontraban el tan ansiado gol de visitante y hacían pesar su oficio en Santiago de Chile. La primera mitad se fue con la ventaja mínima a favor del Ciclón.

En la complementaria, la U. Católica arrancó de la misma manera que en el primer tiempo. Con ímpetu y gran decisión, fue para adelante en busca del tanto de la paridad, ante un Cerro que trató de defenderse como pudo y puso todas sus fichas en la gran noche del Gatito Fernández.

Tomás Costa, volante del equipo local, tuvo en sus pies en varias oportunidades la chance de anotar el empate, pero no pudo, ya que siempre se encontró con el portero de Cerro Porteño, que se lució con tapadas importantes.

EMPATE CHILENO. Católica buscaba y buscaba por todos los medios la igualdad, y finalmente, a los 70 minutos, encontró su premio. Tras un tiro libre desde el costado izquierdo en mitad de cancha, el capitán local Cristian Álvarez se elevó en el área y sacó el cabezazo, que esta vez venció al Gatito y se convirtió en el 1-1 en el partido para el delirio de todos los fanáticos cruzados y la desazón de los azulgranas.

Sobre los instantes finales, el equipo local, obligado, fue con todo en busca del tanto del triunfo, pro no pudo ante Cerro, que se cerró bien en el fondo, presionó y también trató de hacer su juego. El pitazo final legó y el partido se fue con el 1-1, un resultado que hace ilusionar al pueblo azulgrana.

La revancha entre azulgranas y cruzados será el miércoles 7 de agosto en la Olla azulgrana, desde las 19.15 horas. Cerro tiene todo para pasar.

El Ciclón se llevó un empate valioso de Chile. Foto: EFE.

Dejá tu comentario