Fútbol Internacional

El Bayern se encomienda a su buen momento para medir a su bestia blanca

El Bayern, en un excelente estado de forma, vuelve a encontrarse esta semana contra el Real Madrid que en las últimas temporadas se ha convertido en algo así como "su bestia blanca" en la Liga de Campeones, en medio de una tendencia general que ha llegado a ser calificada como la "maldición española".

Tras lo ocurrido en las últimas temporadas, en las que el Bayern ha sido echado de Europa en dos ocasiones por el Madrid, en una por el Atlético y en otra por el Barcelona, parecen lejanos los tiempos en los que se hablaba de una "maldición alemana" para el equipo blanco.

También, en vista de lo ocurrido en 2014 y en la temporada pasada, se ha vuelto imposible hablar del Bayern como de la "bestia negra" del Real Madrid. De momento la bestia es blanca. El Madrid ha ganado los últimos cuatro enfrentamientos, dos de ellos conquistando el propio estado del Bayern que en otro tiempo parecía inexpugnable.

Ante los malos presagios de la historia reciente, el Bayern opone su buen momento de forma y la confianza que da el hecho de que otra vez esté Jupp Heynckes en el banquillo, un entrenador que no ha sufrido en carne propia la maldición española y que en 2012 echó al Madrid de la competición y en 2013 al Barcelona.

"Creo que estamos en mejor forma que el año pasado por la misma época", dijo el presidente del club, Uli Hoeness, de cara al partido del miércoles y recordando la eliminación de su equipo, a manos del equipo blanco, en cuartos de final de la pasada edición de la Liga de Campeones.

Hace un año, antes de la eliminatoria, al Bayern le ocurrió lo peor que le podía ocurrir en materia de lesiones.

Robert Lewandowski, con una lesión en hombro, se perdió el partido de ida y jugó con dolores la vuelta. Los centrales Jerome Boateng y Mats Hummels jugaron lesionados. El meta Manuel Neuer llegó justo con una lesión en un pie que terminó agravándose en la vuelta y que lo tiene desde entonces alejado de las canchas.

Neuer falta todavía pero Sven Ulreich se ha convertido en un portero de garantías para sustituirlo. Lewandowski parece a punto, llega además fresco pues el sábado estuvo la mayor parte del partido ante el Hannover en el banquillo. Y con Hummels y Boateng no parece haber problema alguno.

Es verdad que hay otros jugadores con problemas -Kingsley Coman y Arturo Vidal son baja segura, Corentin Tolisso probablemente no esté a disposición y con David Alaba hay un margen de duda por problemas musculares- pero el Bayern parece en condiciones de cubrir las ausencias que se presenten.

En lo deportivo, Heynckes ha logrado una transformación del Bayern, tras tomarlo en un momento de crisis después de la destitución de Carlo Ancelotti.

Su prioridad ha sido recuperar la estabilidad defensiva y hacer el equipo menos propenso a los contragolpes. Para ello, parte de la fórmula ha sido el regreso de Javi Martínez al centro del campo, donde juega por delante de la defensa como ya lo había hecho en la temporada en la que el Bayern logró el triplete.

Adelante, Lewandowski, Thomas Müller y compañía "normalmente se encargan de hacer algo", suele decir Heynckes para explicar su preocupación por el planteamiento defensivo.

De cara a la alineación contra el Real Madrid, Heynckes tendrá que decidirse entre James Rodríguez y Thiago Alcántara como compañero de Javi Martínez en el centro del campo.

El otro podrá verse en el banquillo, a menos que Heynckes le busque puesto mas adelantado, lo que implicaría prescindir de Arjen Robben o Franck Ribery.

En la semifinal de la Copa de Alemania, contra el Bayer Leverkusen, jugó Thiago lo que puede ser una señal aunque, al final del partido, Heynckes dijo que James normalmente tiene que jugar porque "es un jugador genial".

En la defensa, la única duda está en el lateral izquierdo donde Heynckes tendrá que optar entra Alaba y Rafinha (el tercero en discordia sería Juan Bernat). Los otros, Joshua Kimmich, Boateng y Hummels, son casi fijos.

Si el buen estado de forma del Bayern basta para conjurar la maldición de la bestia blanca está por verse, En todo caso, en cuartos, al eliminar al Sevilla, el Bayern se alejó un poco de la maldición española. EFE

Dejá tu comentario