Fútbol Internacional

Dos ejemplos del arquero más humilde del mundo

VIDEO. Ataja en uno de los mejores clubes del mundo, y de hecho es uno de los mejores jugadores en su puesto, pero los flashes de la fama no socavaron la humildad de su espíritu. A continuación destacamos dos actos que no pasaron desapercibidos en la Semana Santa.  

Cuando mencionamos a Marc-André ter Stegen estamos refiriéndonos, acaso, al mejor portero del mundo en la actualidad. El alemán de 26 años de edad vive uno de sus mejores momentos con el Barcelona, pero los flashes de la fama que se dan por sus logros como cuidador de los tres palos no le cambian en nada.

El portero del conjunto catalán utiliza con asiduidad el tren para moverse por la ciudad cuando bien puede subirse a un vehículo de alta gama y olvidarse de la espera o cualquier trámite. Esta conducta practicada por escasos futbolistas de su talla es vista como “algo anormal”, aunque son también valorados enormemente por los amantes del fútbol.

Ter Stegen fue consultado al respecto si le "sorprende que la gente pensara que es un tipo normal". “Soy un tío normal, quiero estar tranquilito en un café como cualquiera de aquí, estoy disfrutando, me he adaptado muy bien, el metro me va muy bien, es más rápido”, señaló entre risas durante un acto publicitario.

Embed

En campo, su comportamiento también fue valorado el pasado martes cuando su equipo goleó 3-0 a Manchester United y avanzó a las semifinales de la Champions League.

El astro del Barcelona, Lionel Messi, guio la victoria con dos goles en contados minutos, el primero con gran definición, pero el segundo entró con complicidad de David de Gea, que Ter Stegen no lo festejó. El alemán se puso en el lugar de su colega español, porque “le puede pasar lo mismo” demostrando así gran empatía.

Dejá tu comentario