Fútbol Internacional

Directivos de River, Boca y la Conmebol discuten si se juega la final

Directivos de River Plate, Boca Juniors y la Conmebol debaten en el estadio Monumental para determinar si se juega el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores, como lo ha pedido el xeneize luego del ataque con piedras al autobús que llevaba a los jugadores al estadio.

El presidente del Boca Juniors, Daniel Angelici, habría manifestado que no hay condiciones para jugar el encuentro decisivo por el título de la Copa Libertadores.

El presidente de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, busca persuadir a su colega de que acepte jugar el encuentro este mismo sábado pero con algún retraso hasta garantizar la seguridad de los jugadores dentro del estadio, que está colmado por unos 60.000 espectadores.

Antes de ingresar en el estadio Monumental, donde se jugará el partido de vuelta, el autobús de Boca Juniors fue impactado en sus vidrios con piedras y botellas de lata arrojadas por fanáticos de River Plate.

Los jugadores del club visitante se quejaron de haber sido expuestos a gas pimienta que, al parecer, fue arrojado por la policía para dispersar a los agresores.

Embed

"Fue muy confuso, evidentemente las fuerzas de seguridad fueron desbordadas, había mucha gente. Para protegernos tiraron gases lacrimógenos y los gases ingresaron a los micros (autobuses)", explicó luego el directivo César Martucci.

Además, en las redes sociales circulan imágenes del autobús de Boca Juniors ingresando al estadio con varios vidrios rotos.

"Nos tiraron de todo", dijo el capitán Pablo Pérez al canal Fox Sports.

"Tiraron gas pimiento, piedras, de todo", añadió el directivo Juan Carlos Crespi.

Diferentes medios locales aseguraron que varios jugadores del equipo visitante sufrieron los efectos del gas y hasta algunos cortes en la piel.

Mientras avanza la reunión a puerta cerrada, fuentes de la Conmebol admitieron que la hora original para el comienzo del partido, las 17.00 locales (20.00 GMT) se postergaría hasta definir el acuerdo y ajustar las medidas de seguridad. EFE

Dejá tu comentario