Cerro Porteño

Cerro también se rebela contra prohibición de Conmebol

Cerro Porteño también se rebeló ante la decisión de la Conmebol de prohibir el ingreso de banderas grandes en los estadios para las próximas ediciones de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana. El viernes, el Corinthians de Brasil, levantó la primera voz de protesta.

El presidente de Cerro Porteño, Raúl Zapag, lamentó “profundamente” las nuevas medidas de la Confederación Sudamericana de Fútbol que se imponen a los clubes sudamericanos para la edición 2019 de la Copa Libertadores de América.

El máximo dirigente de la entidad de Barrio Obrero aseguró en una carta difundida en su perfil de Twitter que utilizará todos los medios a su alcance para que tales determinaciones dictadas recientemente por la Conmebol “sean dejadas sin efecto”.

“Las banderas son parte de nuestra identidad, la música de la cancha es la banda sonora de nuestras vidas, ver todo un partido parados y saltando es lo que hace que la pasión sea casi un sentimiento inexplicable”, considera el mandamás azulgrana.

Asegura que Cerro Porteño ha invertido millones de dólares en la construcción de un estadio con todas las características, precisamente para garantizarle a los asistentes e incluso a la policía y los órganos de seguridad la mayor seguridad posible para identificar posibles focos de violencia.

cerro.jpg

Por su parte, el presidente del Corinthians, Andrés Navarro, anunció el viernes que el club brasileño "no puede aceptar" la decisión de la Conmebol.

El dirigente considera esas medidas como imposiciones de "burócratas del fútbol latinoamericano, que actúan como si el hincha fuera un estorbo y no la razón de ser del espectáculo".

"Menosprecian la experiencia del espectador en el estadio, pero nada hacen para mejorar la capacitación del arbitraje o enriquecer la emoción del aficionado fiel", expresó Navarro en una carta abierta.

Dejá tu comentario